Ofra Haza, auge y caída de la musa del pop israelí


Descarga la letra de la canción Tfila de Ofra Haza.

La historia de esta mujer destacó por sobre todas las de su generación. Un nombre que tuvo tanta fuerza como Ellis Regina en Brasil o Selena en México y que consiguió derribar los prejuicios culturales y sociales que existían entre los israelíes descendientes de países árabes y mediterráneos versus la comunidad de origen centroeuropeo (ashkenazí), con mayor peso social y económico. Espero que disfruten su historia y una canción, Tfila,  que he seleccionado para esta ocasión.

Ofra Haza nació en 1957 en un modesto barrio obrero de Tel Aviv llamado הַתִּקְוָה Hatikva (“La esperanza”). Sus padres, Yifat y Shoshana, habían emigrado 13 años antes a Israel desde Yemen, un país al sur de la Península Arábica que gozó de una importante comunidad judía.

Ofra era la menor entre nueve hermanos y desde la escuela destacó por su voz. A los 13 años, mientras cantaba en una boda, uno de los asistentes a la fiesta y miembro de un taller musical del barrio de Hatikva, quedó impresionado por el talento de Haza y le presentó al señor Bezalel Aloni. Tal vez a ustedes este nombre no les signifique nada, pero Aloni, fundador y compositor del Sadnat Teatrón Shkhunat Hatikva (“Taller del Teatro del Barrio de Hatikva”) se convertiría en el manager y mentor musical que impulsaría la carrera de Haza al éxito absoluto.

A los 17 años, Haza era ya una artista conocida en el mundo del pop israelí. Primero, como la reina vocalista del Taller de Hatikva, que lanzó tres exitosos álbumes, y posteriormente, en 1980, con su primer álbum como solista llamado על אהבות שלנו Al ahavot shelanu (“Sobre nuestros amores”).

En 1983 volvió a hacer historia, pero en la ciudad alemana de Münich. Se celebraba entonces la 28ª versión del Festival de la Canción Eurovisión (un festival al estilo del de Viña del Mar o San Remo que convocaba a gran parte de los países europeos e Israel) y Ofra Haza representó a su país con la canción חַי Jai “Vivo”. Esta canción fue muy significativa porque once años atrás ocurría la Masacre de los Juegos Olímpicos de Münich, en la cual once miembros de la delegación israelí fueron tomados como rehenes y asesinados por la organización terrorista Septiembre Negro.

Imagínense la potencia de cantar “Estoy viva, viva, viva / la nación de Israel está viva / esta es la canción que mi abuelo le cantó ayer a mi padre / y que hoy la canto yo” frente al público alemán e internacional. Aunque alcanzó sólo el segundo lugar (cosa no menor), es una canción aún recordada tres décadas después.

Ofra-Haza-Im-Ninalu-33967Si bien la historia musical de Haza navegaba firme por el ritmo de la balada, el folk y los beats de los años 80, en 1984 decidió dar un giro y compuso un álbum llamado שירי תימן Shirei Teimán “Canciones de Yemen”, en honor a sus ancestros.
Con este álbum pasó algo curioso: una de sus canciones, llamada עם ננעלו Im nin’alú (“Aún si cerrasen (las puertas de los ricos)…”), un texto compuesto por el rabino yemenita Shalom Shabazi del siglo XVII, llamó tanto la atención de un sello discográfico londinense que decidieron hacer un arreglo en inglés y hebreo con DJ y sonidos electrónicos de esta canción, que tuvo repercusión en MTV y en los rankings de música pop electrónica del mundo.

Para comienzos de los años noventa, Ofra había trabajado más de 20 álbumes, cada uno con al menos 2 ó 3 canciones que aún forman parte de los playlists o listas de reproducción de las radios israelíes. En 1994, incluso, cantó para la ceremonia de entrega de los Premios Nobel, año en que el ex Primer Ministro y Presidente israelí, Shimón Peres, obtiene el Premio Nobel de la Paz junto al fallecido líder palestino Yasser Arafat.

En 1998, los estudios de animación DreamWorks –fundado por Steven Spielberg- llama a Ofra para participar cantando el tumblr_mvoflqIjxQ1s02zgoo1_r1_500tema principal de la película animada El Príncipe de Egipto, que cuenta la historia del éxodo del pueblo judío liderado por Moisés. Ofra sería Yojeved, su madre.
Los ejecutivos de DreamWorks quedaron tan fascinados con Ofra que decidieron dibujar a la madre de Moisés inspirados en ella, y no sólo cantaría la canción principal “Libéranos” de la banda sonora en hebreo, sino también en otros 16 idiomas más, entre ellos, húngaro, checo, sueco, griego y español.

Quien también quedó fascinado con Haza fue el empresario israelí Doron Ashkenazi, con5712quien se casó un año antes, en 1997. Fue la primera vez que Haza era involucrada con alguien sentimentalmente: a diferencia de otras divas musicales, Haza representaba entonces la figura inocente y trabajadora, que supo salir de los barrios pobres de Tel Aviv al mundo entero.

Tristemente, es a partir de ese momento que la historia musical de tres décadas de Ofra comienza a languidecer abruptamente hasta terminar. Luego de semanas internada, fallece en el año 2000 de una neumonía producto del SIDA, noticia transmitida en vivo por cadenas nacionales e internacionales (como CNN) ante la consternación de los israelíes. Poco se sabe de cómo contrajo la enfermedad: sólo quedan misterios y rumores. Un año después, fallece su marido, Doron, a causa de una sobredosis de drogas.

Bonus tracks: Las canciones גבריאל Gavri’el y Kol yom matchila shana כל יום מתחילה שנה (“Cada día comienza un nuevo año”)

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s