Sasha Argov

Quizá esta sea la paz/Ulai ze hashalom [אולי זה השלום] del poeta Natan Yonatan


Natan Yonatan (1923-2004) fue un gran poeta israelí, conocido como el “poeta nacional de la naturaleza”. El amor, la pasión y el paisaje israelí, además de la muerte de su hija Lior a los 21 años en combate durante la Guerra del Yom Kippur fueron temas que permearon en su obra poética. Este poema fue musicalizado por Sasha Argov, reconocido compositor y arreglista de los poemas israelíes. Esta versión es interpretada por Gabi Argov y Dafna Zahavi.

Quizás esta sea la paz, incluso para mí
incluso para ti – no estamos tarde
no estamos demasiado tarde, quizá.

Mañana, también para nosotros, después de los años
de pesar y lágrimas, se ilumine nuestro rostro,
ahora es cuando.

Sin sangre y sin humo, el mundo
sería diáfano e inocente como una mañana otoñal
como una ciudad que se levanta de su duelo
como una canción ahora recién escrita.

Una paz malherida y cansada
pero que aún respira, se cae y se levanta
la cuidaremos del dolor
del odio, de la venganza.

Ven, sin voz ni gritos
la alegría es silenciosa y tímida
como el amor que está callado
en el corazón por muchos muchos años.

Hagámosle un ramillete de palabras
es lo que podemos hacer
sobre la gente y la tierra
momentos de la gracia del tiempo.

—————————————————–

Ulai zehashalom, gam bishvili
gam bishvilcha – einenu me’uchar
einenu me’uchar midai, ulai.

Machar, gam lanu, achrei shanim
shel tza’ar vedim’a, ya’ir panim
hazman.

Bli dam uvli ashan, olam
tzalul vetam keboker stav
ke’ir shekama me’evla
kmo shir sherak achshav nichtav.

Shalom patzua ve’ayef
aval noshem, nofel vekam
nishmor oto mehake’ev
mehasin’a, mehanakam.

Tavo bli kol vetze’aka
simcha shketa uvaishanit
ke’ahava asher shetka
balev harbe harbe shanim.

Bo na’ase lo zar milim
ze ma she’anu yecholim
al anashim ve’adama
rig’eu hachasad shel hazman.

Anuncios